Blog

Guía rápida para escribir para la web

septiembre 20th, 2012

En la web leemos de distinta forma que cuando leemos en papel. La resolución tan baja de las pantallas hace que no percibamos el texto con la misma claridad que en un medio escrito. Por eso el usuario no lee textos largos, sino que recorre la pantalla con la vista.

Las principales consecuencias de la poca resolución de las pantallas son

  • La velocidad de lectura disminuye un 25%
  • Los usuarios son incapaces de centrar su atención en trozos de texto largos
  • La atención se dispersa
  • La vista salta de un lado a otro sin centrarse en los detalles.

El usuario entra en nuestra página buscando información y es necesario ofrecérsela claramente. Las páginas están compuestas por elementos informativos de distintos tipos (menús, enlaces, texto normal, etc.) que es necesario coordinar para acabar guiando al usuario a la información que busca.

Queremos dar una serie de consejos básicos para adaptar nuestra escritura a la web y mejorar la capacidad de captar la atención de los usuarios.

Recomendaciones de estilo

 

  • Reduce a longitud del texto

Recorta todo lo posible el texto. Los grandes bloques de texto asustan al usuario, que no los leerá. Con textos más cortos se siente menos intimidado. Como media piensa que debes reducir un 50% la longitud del texto pensado para papel.

  • Una idea por párrafo

Al ser breves y estar organizados visualmente, de un vistazo se obtiene mucha más información. Dos o tres líneas pueden ser pocas para el papel, pero pueden ser suficientes en una web.

Nota: utiliza las etiquetas <p></p>

  • Utiliza un estilo directo

No des vueltas innecesarias. Olvídate de tus días de estudiante en donde la nota de los trabajos se medía por el peso del taco de folios que entregabas.

Evita las oraciones en pasiva.

No utilices dobles negaciones. Acuérdate de la frase del abogado que decía “No es verdad que no es mentira que…” y piensa en lo difícil que es descifrarla.

  • Estilo periodístico

Comienza con la conclusión y ve desarrollando el argumento a medida que avances.

Recomendaciones para orientar al usuario

 

Evita que los usuarios se pierdan en la estructura de tu sitio web. Los usuarios pueden llegar a nuestra página por muchos caminos (desde buscadores a enlaces de otras páginas). Si le ayudamos a situarse en nuestra web, le haremos sentir más cómodo y habrá menos posibilidades de que abandone la página.

  • Coloca enlaces para situar al usuario en contexto

Ofrece enlaces con acceso a información que apoye lo que ofreces en la página. Antecedentes, enlaces a otras webs que traten el mismo tema.

  • Escoge títulos explicativos para las páginas

El título es el texto de presentación de tu página, ayuda a que la gente se fije en tu página en los listados de los buscadores, favoritos, historiales de navegación y pestañas.

Debería explicar lo mejor posible en contenido de la página, pero de forma concisa.

  • Encabezados de 2 ó 3 niveles

Utiliza los encabezados para establecer una jerarquía visual clara. Más grande = más importante. De esta forma facilitamos la búsqueda rápida de información por la página.

  • Encabezados significativos

Escoje frases descriptivas para que sea fácil saber si la información que viene debajo es importante o te la puedes saltar sin perder el tiempo leyendo el párrafo.

  • Resalta las palabras clave

Utiliza negrita para hacer más visible las palabras clave. El texto en pantalla se ve como una masa gris en la que es difícil distinguir palabras que puedan dar una idea del contenido del párrafo. Utilizando palabras en negrita podemos dirigir la mirada al lugar que nos interesa.

Utilizar bien el hipertexto

 

  • Coloca los enlaces al final de la frase

Por ir subrayados en color azul (recomendado), los enlaces atraen mucho la atención. Si los colocamos en mitad de una frase, pueden frenar la fluidez y desorientar al usuario. Procura colocarlos al final de la frase.

  • Los enlaces y destinos deben parecerse

Haz que el texto del enlace coincida con el título de la página que refiere o con el texto de su encabezado principal. No siempre es posible, pero cuanto más se parezcan el usuario se sentirá más seguro de que ha hecho clic en el lugar correcto.

  • Enlaces con pocas palabras

No utilices textos largos en los enlaces. Añaden mucho ruido y son difíciles de leer. Aunque pienses que por llevar más palabras clave en un enlace vas a subir en los buscadores, si tu página es difícil de utilizar, las probabilidades de que alguien te enlace disminuyen.

Comentario Final

 

Esto no es una guía extensiva de cómo escribir para la web. Lo ideal sería contar con periodistas especializados que se encargasen de la redacción de textos para la web, pero sabemos que eso sólo está al alcance de grandes empresas. Pero si sigues estos consejos, verás que con un poco de práctica tus textos van a mejorar considerablemente.

Fuente: Galinus

Articulos relacionados:

  • Upps no encontramos artículos relacionados